Home Política Lacalle y Talvi: entre la postverdad y el programa oculto Edgardo Rubianes
0

Lacalle y Talvi: entre la postverdad y el programa oculto Edgardo Rubianes

Lacalle y Talvi: entre la postverdad y el programa oculto  Edgardo Rubianes
0

Lacalle y Talvi, y sus respectivos asesores, repiten un día sí y al siguiente también, que la ineficiencia de nuestro Estado es de tal grado que hay unos 2.000 millones de dólares que anualmente se pierden “como arena entre los dedos”. Plantean una vez asumido el gobierno ahorrar al menos la mitad para bajar no solo el déficit fiscales sino instrumentar, además, las costosas medidas que proponen. Atribuyen la información original a un trabajo publicado por el BID el año pasado.

Vivimos tiempos de postverdades. Para la postverdad que algo aparente ser verdad es más importante…que la propia verdad. Y para construirla la reiteración a través de los medios masivos de comunicación es clave.

¿Quién puede discutir que hay ineficiencias en el gasto público? Nadie. Cualquiera que haya trabajado en el Estado conocerá ejemplos de malas compras y, sin haberlo hecho, se puede apreciar recorriendo oficinas. Pero el asunto es ponderar económicamente esas ineficiencias y para ello en primer lugar hay que definirlas. Por tanto vayamos a la fuente original, el trabajo del BID.

Se analiza la realidad latinoamericana y del caribe y la información manejada a veces es general, algunas son extrapoladas de otras realidades (por ejemplo países de la OCDE) y otras propias del país. Qué concluye el trabajo: que el 4,4% del Producto Interno Bruto (PIB) regional se pierde en ineficiencias en el gasto público. Uruguay es el cuarto más eficiente, luego de Chile, Perú y Guatemala, y en su caso la ineficiencia alcanza el 3,7% del PIB es decir poco más de 2.000 millones de dólares.

Las ineficiencias se dan en los tres principales componentes del gasto público: Adquisiciones (compras e inversiones); Salarios; y Transferencias y Subsidios del Estado. Y acá es donde aparece lo interesante. ¿Cuáles son las fuentes de ineficiencias? En el caso de las Adquisiciones, las compras de bienes y servicios a precios más caro que en el mercado. Eso es atribuido a impericias (malas compras) pero fundamentalmente a corrupción. Para el caso de Uruguay, el trabajo reconoce que siendo el país con menos corrupción en la región, estas ineficiencias son bajas y sólo contribuirían con 170 millones al monto total. Pero el caso de los Salarios es otro cantar. La ineficiencia alcanza al 1,2% del PIB uruguayo es decir 680 millones de dólares. Pero ¿cuál es la causa principal de ineficiencia en los salarios públicos? No es el número funcionarios, que en porcentaje es igual al del promedio de la OCDE y casi la mitad del de los países nórdicos. La mayor ineficiencia salarial se da por “sobrecosto del trabajador público respecto a uno privado con similares habilidades y tareas”. Hay estudios nacionales que calculan el sobre costo salarial en un 43%, dándose fundamentalmente con los trabajadores de menor nivel educativo. En otras palabras una limpiadora del ámbito público gana bastante más que en el privado. Respecto al tercer componente, las Transferencias y Subsidios a los sectores vulnerables, las ineficiencias se dan por las llamadas “filtraciones”. Es decir que sectores no pobres se benefician de dichos programas. Las situaciones son: a) los subsidios a la energía, relevantes en otros países pero no en Uruguay, ascenderían a US$ 95 millones, b) los programas sociales específicos, importantes en nuestro país, significarían ineficiencias del orden de los 670 millones de dólares; y c) las exenciones fiscales o reducciones impositivas a alimentos, medicamentos o alquileres, que alcanzarían los U$S 480 millones. Situaciones típicas de esto últimas son los diferenciales o exenciones del IVA que existen para productos de la canasta alimenticia.

¿Congelar salarios públicos, cortar programas sociales y eliminar el IVA mínimo?

Lo anterior es lo que señala el trabajo del BID. Ahora bien si se asume que eso es verosímil, como lo hacen Lacalle y Talvi y lo utilizan como sustento para sus argumentaciones, el paso siguiente es ser consistente con las causas de esas ineficiencias y actuar en consecuencia. Las medidas superadoras son al menos tres, por demás muy evidentes:

  • congelar los Salarios públicos, o al menos rezagarlos respecto a la inflación, como modo de ir eliminando las ineficiencias por sobrecosto salarial,
  • disminuir drásticamente las filtraciones en los Programas Sociales. Téngase en cuenta que se consideran filtraciones por un monto de U$S 670 millones y todo el presupuesto del MIDES –incluyendo sueldos, inversiones y todos sus programas- no alcanza a los U$S 300 millones,
  • gravar con el IVA general (22%) los productos de la canasta alimenticia que hoy tienen un IVA mínimo (10%) como forma de evitar “filtraciones” hacia sectores no pobres. Probablemente asociado con mantener dicho mínimo, o incluso exonerarlo, a los que poseen tarjeta del MIDES de modo de cumplir con el objetivo.

En conclusión, o los presidenciables opositores han venido construyendo una postverdad en relación a las ineficiencias del gasto público y el potencial ahorro y reuso que se podría realizar con esos fondos o …existe un programa económico, consistente en atacar las fuentes de ineficiencias descritas, pero que hoy permanece oculto por sus claras e impopulares consecuencias. Habría que averiguarlo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.