Home Editorial Lumpenideología – Lumpenpolítica
0

Lumpenideología – Lumpenpolítica

Lumpenideología – Lumpenpolítica
0
0

Lumpenproletariado: término de origen marxista, que designa a la población situada socialmente por debajo del proletariado, incluye a quienes desarrollan actividades tales como delincuencia, corrupción, prostitución, etc.

La existencia de un importante grupo de población marginal no es nueva en Uruguay.

Recuerdo  históricos “cantegriles” que la corrección política, hoy  llama asentamientos.

Allá por los sesenta hubo intentos de volcarlos a la lucha revolucionaria del MLN y así

se hicieron famosos los “Comandos del Hambre” y la idealización del Chueco Maciel.

No funcionó muy bien y el fenómeno pachequista campeaba por los ranchos de lata.

Este grupo social se amolda a los dueños del poder más allá de la ideología que tengan.

Son individualistas, no les preocupa el futuro ni se atan a nada, fuera del clan familiar.

No apuestan al cambio social, la consigna es vivir el aquí y ahora, a costa de otros.

La cuestión que su existencia ha generado una gran fractura social en nuestro país.

Las diferencias culturales son enormes y la carencia de códigos es más que evidente.

Entonces, ¿cómo encarar esta situación tratando de zanjar la brecha existente?

No es fácil para la izquierda uruguaya del milenio tener un plan de ruta en este campo.

La omnipotente preocupación por la agenda de los nuevos derechos complica la cosa.

La reacción hormonal ante todo lo que sea autoridad u orden, no lo hace nada sencillo.

De ahí surgen las reacciones de compañeros y jerarcas que reniegan de las exigencias y

contraprestaciones a los que ellos consideran: “los esclavos sin pan” y/o “mis

muchachos” según las circunstancias.  ¡No podemos pedirles nada, pobrecitos!

Parece que los aguerridos militantes bolcheviques de otrora con la llegada al gobierno

súbitamente se han transformado en posmodernas Hermanitas de la Caridad Proletaria

El asistencialismo no genera conciencia y mucho menos ciudadanos libres.

El instinto de supervivencia genera en los marginales un profundo individualismo.

La única forma de cambiar su situación es rompiendo cultural, económica y

socialmente ese entorno, y no se logra con medidas paternalistas o medias tintas.

El ejercicio del gobierno requiere usar muchas veces la autoridad y lograr imponer

reglas claras y justas para toda la ciudadanía, independientemente de su situación.

El vale todo sonará muy lindo pero en definitiva es la lumpenización de la izquierda.

Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.