Home Contravoces Como se han ido tantos
0

Como se han ido tantos

Como se han ido tantos
0

Me voy. Sin pena ni gloria, me voy. Solo es cuestión de tiempo. Todavía un breve lapso y permaneceré aquí. Luego, llegará, ineluctable, el fin.

Cuando, hace ya un siglo, construyeron mi palacio, creía que seríamos eternos. Pero los años se encargaron de demostrarme lo ilusorio de aquella suposición. Mientras estuvo habitado, abrigué la esperanza de que algún milagro viniera a detener el deterioro que había empezado cuando los dueños originales se arruinaron y lo vendieron. Sin embargo, en el momento en que quedó definitivamente abandonado y tapiaron la puerta y las ventanas, intuí que todo acabaría de la peor manera. Pero la catástrofe tardó un tiempo en llegar.

Comenzó hace unos días, con un hecho casi banal: un camión se detuvo ahí abajo y de él descendió una cuadrilla de obreros. Los hombres bajaron un montón de herramientas y vallaron el lugar. A la mañana siguiente, iniciaron el desguace. Y no se han detenido.

Ayer, ante el feroz ataque de los demoledores, se hundió la planchada. Aunque el macabro espectáculo tuvo lugar a mis espaldas, percibí en toda su intensidad el estruendo de los escombros despeñándose donde otrora palpitaba la vida del hogar, este hogar, mi hogar. Ahora la cúpula celeste oficia de techo de las cuatro paredes que aún resisten en pie con un vacío infinito entre ellas.

Escucho los gritos del capataz ordenándoles a los operarios que la emprendan contra estas ruinas a las que nos han reducido. Las vibraciones de los martillos neumáticos picoteando los muros llegan hasta mí en oleadas que hacen temblar la fachada entera. Percibo cómo se desprende un trozo de revoque al costado de mi cabeza. Abro bien los ojos y espero… nada. Aún me ha sido concedido un instante más.

Permanezco extrañamente serena, mientras el estruendo y la furia se aproximan. Ya están aquí.

Una grieta atraviesa mi cara, se ramifica en innúmeras rajaduras, el ladrillo y el hormigón estallan, me fragmento en mil pedazos que, entre una nube de polvo, se precipitan al vacío.

temas: