Home Rememorando LA COMMEDIA E FINITA NON  E FINITA
0

LA COMMEDIA E FINITA NON  E FINITA

LA COMMEDIA E FINITA NON  E FINITA
0

                                                                                

                                                               “Porque vivir es en verdad

                                                                 aprender a vivir. El sertón me       

                                                                produjo, luego me  tragó, después

                                                               me escupió del calor de su boca.

                                                               No soy del demo y no soy de Dios”

                                                                    Joao Guimaraes Rosa

                                                                  (Grande sertao: Veredas)

 

Si bien el tema desde hace tiempo ocupa los titulares de los medios de comunicación, estos últimos días fueron terminantes en el caso del encarcelamiento del ex presidente de Brasil, Luis Ignacio (Lula) da Silva.

Cuando pensé que estando Lula entre rejas esta suerte de comedia  dramática con muchos capítulos había llegado al fin del primer capítulo, se escucharon en Brasil distintas voces (al parecer muy autorizadas) argumentando que enviar a Lula a la cárcel tenía visos de ilegalidad,  aquí en nuestro país, (concretamente en el departamento de San José) y en el Consejo de Ministros dos niños de edad escolar, le preguntaban al Presidente Váquez si “vivía en una mansión” y otro “por qué la gente que no trabaja tiene más beneficios que la gente que trabaja”

Quedé sorprendida por el alto nivel de información demostrado por estos dos alumnos que fueron aplaudidos entusiastamente.!

Voy al tema que quise abordar desde el inicio y que información de nuestro país me llevó por otros caminos.

Para mi y para esta columna es solo Lula. Para todo el mundo es así. Para las personalidades mundiales que lo recibieron estén o no en este mundo (Ted Kennedy, Juan Pablo II, Nelson Mandela) el fue y es Lula.

Lo que intento es ir a la búsqueda del más pequeño de siete hermanos nacido en Garanhuns una ciudad castigada por la sequía y olvidada del sertón pernanbucano;  ir a buscar al que si bien no pasó hambre porque su madre, abandonada por el marido hacía milagros para que nunca faltara la comida para sus hijos; el que conoció la realidad de la cultura de la pobreza no tuvo estudios y le molestaba lo que un opositor (Maluf), decía de el: voy a sacar provecho porque Lula no tiene estudios superiores porque  Lula no habla inglés”. “Esas tonterías no me conmueven”, decía el futuro presidente. “Yo creo que cada uno de nosotros representa algo. Yo tengo conciencia de lo que represento. Tengo conciencia de para quien debo gobernar. Tengo conciencia de cual es el sector que quiero privilegiar. Maluf y Collor son enemigos de esas ideas”.

                           Quería entender del miedo y del coraje, de la fuerza

                           Que nos empuja a hacer tantos actos, a darle cuerpo al

                           suceder.

                                                   Joao Guimaraes Rosa

                                                    Grande sertao:Veredas

Y “en 1969 Lula un obrero despolitizado y sin ningún conocimiento de las prácticas sindicalistas es invitado a participar de la dirección del sindicato de los trabajadores de las industrias metalúrgicas. En 1972 y 1975 nuevas elecciones lo colocan en la presidencia de la dirección del sindicato y surge el llamado “nuevo sindicalismo”.

Estoy buscando al hombre cuya primera esposa, Lourdes murió junto con el hijo que no llegó a nacer; estoy buscando al hombre de las huelgas en plena dictadura cuando supo lo que era estar preso. El que tuvo una madre a la que amaba y que murió estando el encarcelado

Estoy buscando al menor de siete hermanos, el que tuvo un padre al que conoció con cinco años de edad, un padre analfabeto que según su hija María murió por “exceso de cachaza”.

El hombre que fue derrotado tres veces en elecciones presidenciales y que en la cuarta obtuvo 52.788.428 contra 33.366.439 votos de José Serra. Fue una elección decidida en segunda vuelta: 61,3% contra 38,7% de los votos válidos.

Busco  ese hombre hijo de doña Lindu y don Arístides para preguntarle por qué. Por qué, si nos atenemos al juicio del juez-escritor Jorge Moro (“El Mecanismo”), por qué se transformó en uno más de los tantos que se van conociendo como corruptos. Por qué defraudó  a su pueblo, a quienes creyeron en el dentro y fuera de Brasil. Pero como todo es tan difícil de entender, al menos para mi, no le haré ningún “por qué.”

Antes de ser conducido a Curitiba Lula se dirigió a su pueblo diciendo entre otras, estas palabras : “Hace mucho tiempo soñé que era posible gobernar este país atrayendo personas pobres y creando entonces millones de empleos. Si fue por el crimen de colocar a los pobres en la universidad; permitir a los pobres tener casa propia, si ese es el crimen que cometimos, voy a continuar siendo un criminal y voy a hacer mucho más.”

Hasta la próxima.                               

Que seas feliz.                                 

                                                           Fuente de información:

                                               “Lula, el hijo de Brasil” de Denise Paraná                 

 

Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.