Home Música En los oídos de un continente
0

En los oídos de un continente

En los oídos de un continente
0

En momentos en que la banda festeja 25 años y está en plena actividad, sale al mercado uruguayo el libro “Memorias del olvido” (Editorial Planeta), la primera y única biografía oficial de No Te Va Gustar. Un trabajo realizado por el periodista argentino Mateo Crespo que bucea descarnadamente en la historia del grupo.

La base de la banda se conoció en los corredores del Liceo 10, en Avenida Italia y Mataojo. Allí se cruzaron Emiliano Brancciari, Mateo Moreno y Pablo “El Chamaco” Abdala, y se plantó la semilla de una de las bandas mas populares del Río de la Plata. Fue en 1994 cuando un argentino, un uruguayo y un mexicano dieron origen a una historia musical que sumaría más de 1.300 conciertos y 15 discos en dos décadas y media. “Memorias del olvido impone una pausa en su agitado presente para mirar hacia el pasado y relatar con sus propias voces, en más de sesenta entrevistas y un archivo fotográfico revelador, la epopeya de una banda proyectada al futuro que sigue jugando a matar o morir”, se dice en la contratapa del libro.

Efectivamente, el presente de NTVG es agitado. Acaban de grabar una nueva versión de “Chau”, junto a Julieta Venegas. En junio dará una serie de recitales en el Auditorio del Sodre para festejar estos 25 años con un espectáculo que está basado en “Otras Canciones”, un disco / pieza audiovisual en formato acústico que repasa buena parte de su camino artístico. Y eso incluye sus canciones ya “clásicas” como también las que no gozan de la mayor popularidad.

Respecto al libro – que toma su nombre de unas de las canciones del disco “Por lo menos hoy”, de 2010 – hay, más allá de los contenidos, un gran cuidado estético y de calidad. En el papel y en el diseño. Que se complementa armoniosamente con un profuso material documental y fotográfico. Pero el sostén principal de este bienvenido trabajo del periodista Mateo Crespo es la cantidad de testimonios que incluye. Para eso, cuenta en la introducción, pasó durante dos años – de 2016 a 2018 – conviviendo con la banda. Compartió giras, shows, asados, ensayos, camarines, pruebas de sonido, habitaciones, barcos, bares, desayunos, bares, “miles de litros de mate” y un largo etcétera. Habló no solo con los músicos, sino también con choferes y productores de Uruguay, México y Argentina. Y con parte del público, amigos, allegados y técnicos cercanos a la banda. Allí fue a tirar una gran red para recoger todo el material que muestra en su libro.

Entre las “batallas perdidas” anota dos: no poder develar el primer nombre de la banda, que la leyenda dice que era realmente malo; y no haber logrado que “El Chamaco”, el baterista original de la banda, fuera parte del libro.

Crespo tiene una buena pluma y su escritura resulta atractiva, sobre todo porque logra hilvanar y equilibrar la gran cantidad de testimonios con documentos, notas de prensa y alguna que otra reflexión personal.

El libro comienza con un prólogo de Fernando Cabrera – llamado “En los oídos de un continente” – donde destaca que se trata de una “buena investigación y escritura”, destacando que desde el comienzo NTVG tuvo como deseo “esquivar el amauterismo”. Para él, la banda “nunca es banal, abarca de manera seria y profunda muchos asuntos, a bordo de una música contagiosa que los puso en los oídos de un continente”. El profesionalismo se aborda, precisamente, en el capítulo 17 del libro, titulado “Amiguismo vs. Profesionalismo”, donde se cuenta la difícil decisión que tuvieron que tomar algunos y decidir seguir con sus respectivos trabajos, al que le dedicaban varias horas por día, o volcarse full time a estar con la banda.

En el libro se relatan los encuentros fundacionales entre sus integrantes, así como también cómo se fue dando el proceso de búsqueda musical y consolidación artística. De forma descarnada, honesta y directa se cuentan ciertas rispideces internas, algunas rupturas, pero también cómo cada uno va sintiendo, paso a paso, el crecimiento que atraviesa la banda. Por ejemplo, en el capítulo 23 Brancciari reconoce que el 2012 fue un año de crisis, sobre todo por “problemas de egos”. “Al estar en el centro, adelante, yo estaba más acostumbrado a la exposición y el reconocimiento. De un tiempo a esa parte el grupo había crecido tanto que eso les llegó a todos. Tal vez les costó adaptarse a esa situación. Los confundió. Argentina es muy nociva en ese aspecto. Por cualquier cosa te arruinan o te dicen que sos un genio. No existe un punto intermedio. (…) Cuando están todo el tiempo diciéndote ‘sos un genio, sos un genio’, a la larga pensás ‘¿pero, no seré un genio?’ Creo que a los músicos que no estaban acostumbrados a la exposición ese período los afectó”, reflexiona el cantante en un pasaje del libro. Parte de ese clima interno de desencuentros se aprecia, con una mirada atenta, en la película “El verano siguiente”, cuando Brancciari comparte algunas canciones y recibe varios cuestionamientos y voces encontradas.

Uno de los capítulos con más carga emotiva en el libro es que el que cuenta las circunstancias en las que murió el tecladista Marcel Curuchet, quien se accidentó en julio de 2012 en Estados Unidos manejando una moto, durante una gira que la banda tenía planificada por Miami, Washington y Nueva York.

El libro es, en síntesis, un gran documento del subibaja que fue el camino artístico y humano de la banda durante más de dos décadas. Quizás, a ojos uruguayos, haga algo de ruido que su autor sea extranjero. No tanto por la cuestión de que NTVG sea una banda uruguaya – algo similar pasó en su momento con el periodista y músico brasilero Guilherme de Alencar Pinto, quien realizó una extensa biografía de Eduardo Mateo – sino por el hecho de que el autor se explaya en explicar detalles que para un lector uruguayo son sabidos. Por ejemplo, qué es, cómo son y dónde están el balneario Salinas o el barrio Buceo. Pero sigue de largo en lugares o personajes argentinos, donde se siente la necesidad de alguna explicación adicional.

Más allá de eso, es un trabajo bienvenido y muy bien escrito, que documenta en forma precisa, con fotos y material únicos, no solo la historia de NTVG sino, en paralelo, de gran parte de la música uruguaya y regional.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js