Home Contravoces   Lecciones externas por José Luis Baumgartner    

  Lecciones externas por José Luis Baumgartner    

  Lecciones externas por José Luis Baumgartner    
0

Las votaciones del domingo 30 dejaron algunas enseñanzas. Obviedades. Marcas que se ven de lejos y dan forman a la incertidumbre. Lo que importa vendrá con el balotaje.

Uno. Aquí y en todas partes, acto eleccionario optativo es parte del ocio masivo. Contradicción con la obligatoriedad del voto en las demás instancias electorales. Se pronunció en internas el 39%; la abstención ganó por amplísima mayoría. Abúlicos, desencantados e iracundos: no se quejen de la propia omisión; dejaron que otros se pronunciaran por ustedes.

Dos. Los partidos Nacional y Colorado, con factor Sartori y enconada puja interna, tuvieron la más fuerte participación de sus adherentes; el FA, resultados vistos de antemano, pasó de casi 35% al 27%.

Tres. Daniel Martínez obtuvo el 41.2% en insulsa expresión de liderazgo. Por primera vez en 15 años el candidato ganador del FA no sobrepasó el 50% de sus votantes. Es demostrativo del recambio. Por sobre una figura consular de conductor (Vázquez, Mujica, Astori), será lo hecho, el programa y la unión lo que harán –o no- la fuerza política de la coalición de izquierda.

Cuatro. En el FA será preciso afinar cuidadosamente la fórmula presidencial (¡a pensar, que la cosa no viene para definirse por la simple cuota!). Los blancos lanzaron pan con pan porque el Cuquito arrasó y puede darse el lujo de la pituquería. En los colorados decidirá Talvi.

Cinco. En términos generales, la gente que se movió optó por las luces del centro: Lacalle Pou, Talvi y el pelado Martínez (de los otros, sólo el Boca Andrade movió la aguja con sus arengas de barricada y su personalidad más que brillante; la gente oye la música y, a veces, la música y la letra).

Seis. Manini trepó al tablado. No a los Bolsonaros. Que le vaya mal.

Siete. Lo que se viene cocinando desde hace demasiado tiempo, lo formuló (sexo explícito) el Lacallito al final de su discursete: los blancos procurarán coaligarse con colorados, Mieres, Novick y Manini Ríos (¿Salles no?) para acceder al gobierno. Bipartidismo posmoderno: todos los que esnifan derecha contra el FA.

Ocho. Los partidos fundicionales y esos personajes en boga representan los intereses de los rurales, las cámaras empresariales y los rentistas de gran porte, en fin, los dueños de los bienes de producción.

Nueve. Es la confrontación entre la detentación de la riqueza, el neoliberalismo y las leyes del mercado –La Tahona, los conserva-, y el progresismo en procura de mejor futuro junto a más igualdad –los FA, el Estado, los sindicatos y la indiada.

Diez. ¿Qué reclaman blancos, colorados, “independientes”, refugo partidario, empresariado y ruralismo con mitad del PBI off shore?

“Abatir” el gasto público, reducir el “atraso cambiario” (¡también se quejan por la suba del dólar!), cambios en la negociación colectiva, combate más firme al informalismo, bajar costo  país, liberalizar importación de combustible, “reducir” la imposición a la renta empresarial y a los aportes patronales a la seguridad social, eliminar el impuesto a la renta de las personas físicas y el que grava a la tierra que trabaja otro, “distribución de utilidades” preestablecidas para empresas públicas, alcanzar más acuerdos comerciales con terceros países (como si no se estuviera haciendo lo imposible). Jamás les oirás la palabra “igualdad”.

Once. Las cartas están echadas. La obra del FA es pública y notoria. Ha sido experimentada por el país. Eso vale mucho más que recordarla. Es frágil la memoria de los pueblos. Los de afuera que nos miran, alaban lo realizado en medio de las dificultades de la región y el mundo.

Doce. La gente decidirá. Nadie es dueño de la gente. Democracia, institucionalidad, libertad y derechos conquistados, en todo caso perdurarán. Los derechosos no podrán derrumbar el estado benefactor, o como se le quiera llamar, al progresista que tenemos. Lo que sea, será.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Jose Luis Baumgartner Abogado, periodista y escritor.