Home Editorial El miedo a la verdad
0

El miedo a la verdad

El miedo a la verdad
0

“…porque la noticia no es noticia, hace años que esto circulaba en ambientes periodísticos y culturales. Incluso un periodista de El País se lo comentó a este autor a poco de la muerte de Daniel Viglietti, pero se entendió que era algo viejo, que no venía al caso, y que todavía toda la intelectualidad progre se nos iba a tirar en contra por lanzar esa noticia cuando el tipo no podía defenderse. Pero la noticia terminó por circular, y confirma que Viglietti habría abusado de una sobrina de 10 años, y que parte de la familia, así como el establishment culturoso nacional, conspiraron para taparla. Tal vez eso sea lo más interesante de esta inmundicia. Por un lado, como la progresía cultural tiene a elevar a sus ídolos artísticos a un panteón moral, más que profesional. Como si fueran referentes no por su arte, si no por una especie de estatura moral superior. Cosa que en este caso ya sabemos no fue así, dejando bastante «pegados» a quienes endiosaron a un cantante por sus ideas políticas. Por otro, el doble discurso que maneja esa misma progresía a la hora de juzgar hechos moralmente aberrantes, según el autor sea «del palo», o esbirro del imperialismo neoliberal vendepatria.”                       Martín Aguirre

 

Antes que nada, debo darle la razón a los que me acusan de vivir

en Disneylandia, porque nunca había escuchado esto sobre Viglietti

Pero la cuestión acá, es que concepción tenemos del periodismo.

¿Qué debe hacer un medio al enterarse de una noticia incómoda?

Una vez confirmada cabalmente, sin ningún tipo de dudas: difundirla

Si sopesamos los posibles ataques de los que se pueden ver

afectados y callamos, deberíamos dedicarnos a otra actividad.

Si para preservarnos del linchamiento hacemos silencio, le

hacemos el juego a grupos de poder y eso no es periodismo.

Con este tipo de actitud, esta bravo hablar de doble discurso.

Hablar permanente de la concepción “progre” y luego arrugar

dejando de criticar a uno de sus iconos, huele a cobardía.

Creo que en esta situación derrapó mal, mi amigo Martín.

De nuestra parte solo resta decir, que nosotros no barremos nunca

debajo de la alfombra, duela a quien duela y caiga quien caiga.

Avisa a todos los compañeros pronto, avisa a todos los

compañeros:  La verdad es siempre revolucionaria.

Alfredo García

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.