Home Opinión Brotes verdes por Luis Nieto
0

Brotes verdes por Luis Nieto

Brotes verdes por Luis Nieto
0
0

Muchos términos cruzan el charco y se instalan entre los que afirman que somos distintos. Más allá de lo que nos creamos de nosotros mismos, nadie puede dudar que “la grieta” ilustra correctamente un fenómeno que ocurre en ambas márgenes del Río de la Plata. “Brotes verdes” es otra imagen que ha utilizado el gobierno de Macri ante señales de recuperación en la sociedad argentina, pero aquí, la expresión no ha prendido. Casi nadie ve brotes verdes en Uruguay, y sin embargo…

De pronto aparece Novick, de la nada, y marca una diferencia importante, se coloca en cuarto lugar como opción de gobierno, viniendo desde fuera del sistema, llegando solo, con su plata, y una historia personal que se parece a la de nuestros abuelos. Sólo se le conoce por haber declarado que sus candidatos a Intendente tendrán que salir de una especie de casting, y por su preocupación ante la inseguridad. Ofrece solucionar ese problema, que es prioridad para los uruguayos en todos los sondeos de opinión. Como por plata no van a apretar a Novick, contrata los servicios del ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani para hacer un diagnostico de la inseguridad en Uruguay. El representante del equipo de Giuliani, John Huvane, se reúne con Novick, se interioriza de cómo encara el gobierno la seguridad del país. Luego se reúne con el ministro suplente, Jorge Vázquez y el Director Nacional de Policía, Mario Layera. Huvane se mostró conforme con la calidad del equipamiento que hay en Uruguay, y con las políticas de seguridad pública, coincidentes con las de Estados Unidos. No es frecuente que un político opositor ocupe cinco horas de la agenda de un ministerio del gobierno. Así como Huvane hizo comentarios elogiosos sobre la Policía, también criticó las leyes que tiene que aplicar, y la poca cantidad de fiscales con que cuenta el país para enfrentar el volumen de la criminalidad actual.

Hay quien piensa que Novick es un invento de Vázquez. Parece difícil de creer, ¿pero alguien podría descartar que Novick vote junto al Frente Amplio en un eventual Balotage, siempre y cuando el candidato no fuese Mujica? Mhhh… Los comentarios de John Huvane parecen echar un poco de luz sobre ese tema, pero no habrá que esperar mucho, si Vázquez va a hacer un movimiento de envergadura, a varias bandas para salvar a su gobierno y su prestigio, tendría que hacerlo ahora que está frente al precipicio. Las encuestas ante su gestión son bajas, eso no debe gustarle ni convenirle. Su amor propio no se lo permitiría.

Por fin el más alto jerarca de la Policía le dice a la ciudadanía lo que ésta percibe como su principal preocupación. Es, implícitamente, el reconocimento de un fracaso. Sin embargo, Layera defiende a la Policía, subraya que hace bien su trabajo, incluso en lo interno, limpiando a la fuerza policial de elementos corruptos. Casi simultáneamente, “El Buñuelo”, un conocido delincuente de la ciudad de San Carlos, acusado de ser el zar de la droga, es detenido y poco después puesto en libertad por el juez. Hechos como este se suceden, aumentando el desprestigio de los otros dos poderes del Estado. Algo paralelo a lo que comentó el delegado de Giuliani.

Los dichos de Layera suenan fuerte en un panorama de autocomplacencia, por más equipamiento moderno que tenga la Policía. Parece una señal, es como si algo fuera a pasar, y si es para tratar mejor a las víctimas, a lo mejor es que el gobierno se tomará en serio la seguridad del país, porque de nada vale tener políticas sociales si no están acompañadas por mayor seguridad. Los que más sufren la criminalidad son quienes se ven obligados a convivir con la delincuencia.

En otro orden de cosas, en días pasados, Eduy21 presentó su “Libro abierto”, resultado del trabajo de un grupo que propone un cambio en la forma de educar en nuestro país. Fernando Filgueira, Bruno Gili, Selva Andreoli, Renato Opertti y Gerardo Caetano, entre otros, dieron forma a la iniciativa de proponerle al país un amplio debate para llegar a un acuerdo educativo. Lo que enseguida trascendió, lo más estruendoso, fue que Eduy21 proponía decirle adiós a las repeticiones. Va más allá, mucho más allá. Propone un Acuerdo Educativo, aunque lo de libro abierto parece ser un decálogo ya muy decidido por los progenitores de la idea. “Si no sale esto tendrá que ser algo bastante parecido”. Pero la propuesta de Eduy21 va en serio, y es gente seria pensando en soluciones para cerrar esta grieta que se fue abriendo, cada vez más, a lo largo de las últimas cuatro o cinco décadas.

¿Sólo con ofrecer eliminar las repeticiones se puede calificar de “cambio educativo”? Claro que no, lo de las repeticiones es lo de menos, el cambio que propone EduUy21 va mucho más allá, sus promotores no dan el perfil final que tendrá la educación en Uruguay, pero sí tienen claro que la escuela tendrá que ser a tiempo completo, y que hay que dedicarle muchos recursos al que se queda atrás. El Estado debe asegurar una educación de calidad a todos los jóvenes, hasta los 18 años, y, aseguran, que eso es posible.

En enero todo el mundo tiene la cabeza en otro lado. La clase media de antes pasaba los tres meses de verano en la casa de la playa, en la Costa de Oro o en el Chuy. De eso hace mucho tiempo. Pero igual quedó el mito de que el país despierta recién después que el último ciclista llega a Montevideo.

El 23 de enero, bajo un sol radiante, gente de muchos puntos del país llegó a la ciudad de Durazno, constituyendo un hito social inesperado. De pronto el Interior hablaba con una voz diferente, contestataria, reivindicativa de los derechos que le da producir más del 70% de las exportaciones del país, y, a cambio, recibe el estigma del atraso cultural, y el estereotipo de ser parte de una sociedad prácticamente feudal.

Pocos países tienen esta relación con su territorio, y con la cultura que genera su gente. Tal vez en el Interior sea donde la ciudadanía va dejando, más fácilmente, de ser de uno o de otro partido. El Frente Amplio ganó Intendencias que perdió cinco años más tarde. Hace bastante tiempo que blancos o colorados no tienen Intendencias aseguradas. Eso es bueno. Cuando a Hugo batalla le decían que los votos de la 99 eran de paso, de gente que migraba hacia un compromiso mayor, Hugo siempre defendía la idea de que los votos son siempre de paso, y que lejos de ser una debilidad era una fortaleza de la democracia. Si los votos se van es porque el ciudadano se vio frustrado y ejerce su castigo cívico.

Lo que se dio a llamar el movimiento de Autoconvocados se entendió con mucha dificultad desde Montevideo, pero muy rápidamente lo entendió la gente que tiene su vida hecha en el Interior, y piensan el país desde allí. El movimiento “Un solo Uruguay” tal vez sea la esperanza de tener, algún día, un país que se piense a sí mismo desde todos los rincones de su territorio.

Un oficial de policía, con los suficientes antecedentes como para que no lo manden cerrar la boca, un grupo de gente que se propone cambiar el rumbo incierto en que está la educación, y un movimiento que le pide al país mirarse a sí mismo son pequeños brotes verdes. Si los adoptamos como nuestros hasta quizás nos den una sorpresa.