Home Política El corto 2018 por Fernando Pita
0

El corto 2018 por Fernando Pita

El corto 2018 por Fernando Pita
0

Todo hace pensar que la vida política nacional se va a ralentizar en esta primera mitad del año 2018 . La modorra veraniega fue sacudida por la aparición del grupo de los llamados autoconvocados, grupo que surgió sin un liderazgo claro y que más allá de su amplio abanico de reclamos se parece más a una demanda de conducción que al surgimiento de un grupo y de una plataforma política clara.

La sorpresa de la  convocatoria  dejó entrever viejos fantasmas de organizaciones ruralistas, como la joven Federación Rural enfrentada al Batllismo; o el comité del Vintén que intentaba frenar un segundo impulso reformista en los tempranos treinta; o el ruralismo de los cincuenta que a través de un laberíntico camino llego al gobierno y feneció en él.

Sin embargo a pocos días  de surgido el desgaste interno y externo, la necesidad de perfilar un  territorio político y la finalización de la utilización de los voceros extra partidarios lo convierten en una parte molesta del sistema político, pero ya incluido en él.

Sacando esta novedad que merece un  análisis propio, el primer semestre se irá gastando en torno a las polémicas entre el gobierno y los sindicatos por los posibles logros a obtener en la ronda salarial “más grande de la historia”.

El Gobierno debe dar algo, para poder mantener  una lealtad electoral que tiene que ver en mucho con una recuperación salarial y del poder adquisitivo de amplios sectores de la población, pero, a la vez, deberá tratar de no separarse de ciertas pautas de austeridad que permitan una cierta corrección de los macro indicadores de la economía.

El déficit fiscal y la inflación se han vuelto los cancerberos de una política económica tanto por falta de otros mecanismos de evaluación o de marcos teóricos distintos a los manejados en las últimas décadas. Esa ausencia provoca una falta de discusión en el terreno de las políticas económicas que trasciende al  país. Por lo tanto hace  bien el gobierno en estar atento a los límites impuestos por esa ortodoxia que se sigue vislumbrando como una forma de pensamiento único y dentro de la cual se procesa la discusión, con matices tanto desde la izquierda como desde la derecha.

Mientras tanto la sociedad uruguaya  se prepara para lo que  va a ser el largo2019.Un año electoral que comenzará con fuerza inmediatamente después de  finalizada la copa del mundo  de fútbol.

Allí ya se hablará claro de candidaturas de cara a las internas. Tanto el Partido Nacional como el  Frente Amplio tienen una interna con altos grados de complejidad.  Las candidaturas dentro de lo que se denomina el wilsonismo no están claras como no está claro cuál es la plataforma que deberán levantar frente a Lacalle Pou. Al tiempo que éste último deberá sortear la prueba de  seguir siendo el líder mayoritario del Herrerismo y el Partido.

En el Frente amplio las candidaturas parecen estar un poco más aletargadas. Astori todavía no se ha decidido, José Mujica dice que no quiere y Daniel Martínez deberá decidir si seguir siendo un intendente con la potencialidad de cambiar Montevideo en dos gobiernos, o desde las encuestas que lo favorecen lanzarse a una lucha que ya lo supo derrotar por la fuerza combinada de viejos liderazgos y del funcionamiento interno del partido gobernante.

El Partido Colorado se encuentra todavía en estado de shock por la terca renuncia de Bordaberry. Muchos pensaron que el liderazgo de Bordaberry era un techo electoral del partido, pero luego de su renuncia se fueron dando cuenta que Pedro no era el techo del Partido sino el piso. Y ahora toda la estructura corre riesgos de caer bajo el peso de su incapacidad de recrearse.

Los partidos menores Asamblea Popular, el Partido Independiente y el recién llegado Partido de la gente, buscan sentarse en la mesa pero todavía no parecen poder aspirar a algo más que los que los grandes y viejos partidos dejan del banquete.

El 8 de marzo del 17 y el pasado han marcado en forma contundente la incorporación definitiva de los temas que el feminismo plantea a la agenda política, este es un tema transversal a todos los partidos que da la impresión que llegó para quedarse por lo tanto la política de cuotas es algo que se va a discutir no ya a nivel del armado de las listas sino en el armado de las fórmulas.

Conversaremos del agua, que no es lo mismo que del tiempo, si llega  y  en qué cantidad. ¿Sí se acabó la sequía?  ¿Cuánto perjudicó? Y también de la posibilidad de embalsarla y de la ley riego. 180 mil firmas ya declaradas por los impulsores de su revocación son un dato político por sí mismas.

De estos temas iremos conversando en voz baja a lo largo de estos meses, mientras nuestro seleccionado mayor se prepara para el desafío mundialista y los uruguayos nos sentimos orgullosos del Maestro Tabarez y su  proceso. Era hora que nos pudiéramos sentir orgullosos de un proceso.

 

 

Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.