Home Literatura Fuerte impacto por Nelson Di Maggio
0

Fuerte impacto por Nelson Di Maggio

Fuerte impacto por Nelson Di Maggio
0

El 20 de marzo debió inaugurar Federico Arnaud, salteño de  1970, la retrospectiva Ecce Homo. Pero el 13  del mismo mes  estalló el coronavirus  y el Centro de Exposiciones Subte quedó cerrado como todos los centros culturales. Reabrió hace un mes y cierra el 20 de setiembre, un período demasiado breve para su  gran importancia y el esfuerzo extraordinario de reunir  piezas propias y ajenas, pertenecientes a museos y colecciones privadas.

Durante cuatro meses los uruguayos se habituaron a la temerosa, angustiante incertidumbre de la pandemia, a recibir cifras de miles de contagiados y fallecidos en el mundo.  No sólo mueren los demás, también es una realidad cercana  posible en el ahora, en este mundo real, el único entre todos. Llegar a adulto es descubrir el tiempo que irremisiblemente se  escapa. Sin el interregno de la pandemia, la muestra  Ecce Homo sería casi intolerable. Bajar al Subte, subterráneo, catacumba, encierro, es descender casi al infierno de un artista en una retrospectiva antológica que transita por la muerte, la destrucción, crímenes,  ciudades despedazadas, figuras intensas, brutales,  lúdicas ironías religiosas, políticas y referentes de dictaduras americanas y nacionales sin eludir remansos más amables y juguetones. El referente de León Ferrrari, – este mes cumplió  el centenario de su nacimiento-  circula por las obras en el módulo Neobarroco y hasta en una alusión directa a La civilización occidental y cristiana (1965) de un avión bombardero  estadounidense sobre la guerra de Vietnam pero que sigue  y aumenta su vigencia según pasan los años.

Si fue difícil  para Arnaud el armado y selección de la muestra, difícil es también hacer un resumen de una antología poderosa e inquietante, no conveniente para todas las sensibilidades, algo que se debió advertir al visitante. No es un escultor común. Arnaud trabaja en el espacio, se apodera del espacio para construir con el espacio, instalando formas aisladas o agrupadas,  afirmadas en tierra, en la pared o colgadas del techo, visibles a primera vista o en cubículos sombríos y hasta crueles, intolerables, realizadas en papel, yeso, piedra, cemento, alambre, maderas viejas y localizables, trabajadas como altares y  video, sillas, papeles, escritorios, cartas personales.

Es un recorrido agobiante por los numerosos trabajos (acaso el efecto hubiera golpeado con soportable dureza con menos obras) se reparte por tres rubros: Espacio y materia, Neobarroco y Arqueología personal. Los dos últimos sectores constituyen la parte dominada por la muerte y la desaparición, la melancolía y un empinado  romanticismo  envolvente que mantiene en tensión creciente al contemplador. En un viaje a México quedó impresionado por  la costumbre indígena y actual de festejar el Día de los Muertos con bailes y ofertas  gastronómicas que  recoge con variaciones personales admitiendo una nota de sutil ironía.

Una coherencia  potente preside la antología en la referencia constante de lo familiar a lo social, del pasado histórico al conflictivo presente dentro de una religiosidad desparramada, descreída, que se permite desarollar sueños quizá inútiles, surrealizantes, que actualizan el inmediato  ayer. Su narrativa parte de un hecho real-el asesinato de su padre durante la dictadura cívico/militar, muy documentada en cartas y publicaciones , crimen no aclarado, para indagar en su doliente memoria el pasado sufriente latinoamericano y nacional y rastrear la  identidad y disolución social en la inevitable erosión del tiempo en la condición humana. He aquí la obra.

POR MÁS PERIODISMO, APOYÁ VOCES

Nunca negamos nuestra línea editorial, pero tenemos un dogma: la absoluta amplitud para publicar a todos los que piensan diferente. Mantuvimos la independencia de partidos o gobiernos y nunca respondimos a intereses corporativos de ningún tipo de ideología. Hablemos claro, como siempre: necesitamos ayuda para sobrevivir.

Todas las semanas imprimimos 2500 ejemplares y vamos colgando en nuestra web todas las notas que son de libre acceso sin límite. Decenas de miles, nos leen en forma digital cada semana. No vamos a hacer suscripciones ni restringir nuestros contenidos.

Pensamos que el periodismo igual que la libertad, debe ser libre. Y es por eso que lanzamos una campaña de apoyo financiero y esperamos tu aporte solidario.
Si alguna vez te hicimos pensar con una nota, apoyá a VOCES.
Si muchas veces te enojaste con una opinión, apoyá a VOCES.
Si en alguna ocasión te encantó una entrevista, apoyá a VOCES.
Si encontraste algo novedoso en nuestras páginas, apoyá a VOCES
Si creés que la información confiable y el debate de ideas son fundamentales para tener una democracia plena, contá con VOCES.

Sin ti, no es posible el periodismo independiente; contamos contigo. Conozca aquí las opciones de apoyo.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.