Home Cine Psicópata en la nieve
0

Psicópata en la nieve

Psicópata en la nieve
0
0

El muñeco de nieve (The Snowman), Gran Bretaña/Suecia, 2017. Dirección: Tomas Alfredson. Libreto: Hossein Amini, Peter Straughan y Soren Sveistrup basados en novela de Jo Nesbo. Fotografía: Dion Beebe. Música: Marco Beltrami. Con: Michael Fassbender, Rebecca Ferguson, Charlotte Gainsbourg, David Dencik, Val Kilmer, James D’Arcy, Toby Jones, Chloe Sevigny, J. K. Simmons. Estreno: 12 de octubre. Calificación: Aceptable.

 

Esta película está basada en el séptimo libro de la saga policial del noruego Jo Nesbo protagonizada por el detective Harry Hole. El muñeco de nieve es una rara avis, porque es el tipo de policial que ya no se realiza para la pantalla grande, y que hoy alimenta el formato de miniserie para cable. Precisamente es esa la sensación que se siente al salir de sala: que una entrega por capítulos hubiera permitido mayor desarrollo al profuso anecdotario comprimido a la fuerza para las dos horas de duración del film.

Como es habitual en las novelas de Nesbo, la historia arranca unos cuantos años de los hechos principales, abordando un suceso que intenta explicar una futura psicopatía. Un joven de unos doce años sufre los abusos de una figura masculina que puede ser un padre biológico, un tío o un amante de su madre. Sea cual sea ese parentesco, como consecuencia de una enésima pelea entre el sujeto y la mujer ésta muere ante los ojos de su hijo, en un accidente de coche que esconde una singular forma del suicidio. Allí se genera el trauma que convertirá a ese adolescente en un futuro asesino serial.

Lo que sigue es un relato policial de serie negra, con un investigador alcohólico (Michael Fassbender) que obtiene pistas para intentar descubrir la escurridiza identidad de un psycho killer que elige sus víctimas entre mujeres de mediana edad, casadas, con hijos y con serias dudas acerca de quién puede ser el padre biológico de esos chicos. Para emprender la tarea el detective contará con la ayuda de una joven colega llegada de otra ciudad (Rebecca Ferguson), mujer decidida y emprendedora que empero tiene algunas cosas que ocultar. A medida que investigan van desfilando varios sospechosos, desde un médico abortista (David Dencik) a un acaudalado hombre de negocios (J. K. Simmons) que pretende convertir Oslo en la sede de una Olimpiada invernal. Y eso no es todo, ya que la película dedica también una importante parte de su metraje al desarrollo de una vertiente de tipo familiar, que detalla el vínculo de Hole con su ex esposa (Charlotte Gainsbourg) y el hijo de ambos, más la confusa conexión de su colega con un policía veterano en situación de retiro (Val Kilmer).

Hay un límite muy fino entre retacearle información al espectador y cambiarle de manera desleal las piezas del tablero sobre la marcha. Ese era el talón de Aquiles que hace un par de semanas observábamos en el policial argentino Los que aman odian, y que también aparece aquí. Porque El muñeco de nieve es una película correcta, por momentos atrapante y tensa, ominosa como el paisaje nevado en que sucede la historia, pero en sus minutos finales esconde una vuelta de tuerca que se ubica al borde mismo de la manipulación. No hay duda que el realizador Tomas Alfredson (Criatura de la noche, El topo) es un narrador capacitado: eso queda ejemplificado en la seguridad con que maneja el abundante anecdotario y el amplio abanico de sinuosos personajes que lo pueblan. Pero al final se ve superado ante una resolución que es un deus ex machina sacado de la galera, y que contradice todos los indicios esparcidos hasta entonces.

De esa manera la resolución del enigma no sorprende a los espectadores sino que los decepciona, al dejarles la sensación que han sido estafados en su buena fe. Contra eso nada puede un elenco poblado de caras conocidas, en el cual todos funcionan de manera correcta, aunque llegó la hora de advertirle a Fassbender que luce bastante pasadito de rosca en su actual reiteración de personajes obsesivos y torturados. Es un actor que tiene mucho talento, y sería bueno que se diversificara en forma urgente. El muñeco de nieve es en definitiva una película tan entretenida como engañosa.

Amilcar Nochetti

Tiene 58 años. Ha sido colaborador del suplemento Cultural de El País y que desde 1977 ha estado vinculado de muy diversas formas a Cinemateca Uruguaya. Tiene publicado el libro “Un viaje en celuloide: los andenes de mi memoria” (Ediciones de la Plaza) y en breve va a publicar su segundo libro, “Seis rostros para matar: una historia de James Bond”.