Home Editorial Muertos de segunda
0

Muertos de segunda

Muertos de segunda
0

Esta semana salió el informe sobre delitos del Ministerio del Interior.

La estrella fue el record de homicidios que alcanzó a 414 en 2018.

Analicemos un poquito, desglosando los números presentados:

Conflictos entre grupos criminales / Ajuste cuentas 47%

Altercados espontáneos (no domésticos) 12%

Violencia intrafamiliar y situaciones relacionadas 12%

Rapiña / Copamiento y similares 11%

Otros motivos 3%     Motivo desconocido 15%

Casi la mitad de los asesinatos fueron en el mundo del hampa.

“Suerte que los pichis se matan entre ellos” piensa más de uno.

Hubo más muertos por violencia doméstica que por rapiñas.

“Se corre más riesgo en la casa que en la calle”, reflexiona alguno.

Pero agitar el record de asesinatos rinde políticamente y es bueno

en la campaña electoral para perfilarse y hablar de mano dura.

La paranoia colectiva se alimenta diariamente y el temor no es buen

marco para el análisis racional, y nos surgen los bajos instintos.

¡Alerta! En Uruguay muere un ciudadano de forma violenta cada 5

horas y cuarenta cuatro minutos. Fueron 1608 en el año 2018.

668 suicidios, 526 accidentes de tránsito y 414 homicidios.

Sin embargo, algunas cifras de muertos no conmueven, no son

titulares de prensa o flashes informativos, no rinden rating.

Tenemos una tasa de natalidad decreciente por cuarto año

consecutivo y sin embargo que muera tanta gente joven no importa.

No se trata de justificar errores y fracasos de la política de

seguridad o desviar la atención de la violencia que nos acosa, se

trata de poner el foco en que perdemos muchas vidas valiosas.

Ni pichis o chetos, ni rayados o criminales, se trata de uruguayos.

Y una sociedad sana no tiene muertos de segunda categoría.

Alfredo García

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Alfredo Garcia Nació en Montevideo el 9 de agosto de 1954. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Estocolmo, Suecia; que fue su lugar de residencia entre 1975 y 1983. Hizo un postgrado en Marketing y realizó los cursos del Master de Marketing en la Universidad Católica de Montevideo. Trabajó durante veinte años en la industria farmacéutica en el área privada. Su labor como periodista comenzó en los semanarios Opinar y Opción a principios de los ochenta. Participó en 1984 en el periódico Cinco Días clausurado por la dictadura. Miembro del grupo fundador del diario La Hora, integró luego el staff de los semanarios Las Bases y Mate Amargo. Escribió también en las revistas Mediomundo y Latitud 3035. Es el impulsor y Redactor Responsable del Semanario Voces. Publicó el libro Voces junto con Jorge Lauro en el año 2006 y el libro PEPE Coloquios en el año 2009, ambos editados por Fin de Siglo.