Home Rememorando COMO TE DIGO UNA COSA… por Cristina Morán
0

COMO TE DIGO UNA COSA… por Cristina Morán

COMO TE DIGO UNA COSA… por Cristina Morán
0

                                                       Los hombres no hacen la historia,                                                         

                                                      el sujeto de la historia es el pueblo.

                                                                                                 Marcos Ana

 

Marcos Ana fue un poeta español revolucionario, hecho prisionero en 1939 cuando tenía 19 años, permaneciendo en la cárcel de Burgos durante 23 años Fue autor de varios libros siendo su obra cumbre “Decidme como es un árbol” (Memoria de la prisión y la vida) que escribió estando en la cárcel. Marcos Ana, que visitó brevemente nuestro país, falleció a los 96 años.

El autor de ese libro prologado por José Saramago fue un hombre ampliamente politizado del cual hoy queremos tomar dos declaraciones que nos ubicó en el Uruguay de hoy, que está viviendo una campaña pre electoral, viendo y escuchando a quienes serán o no candidatos a la presidencia de la República.

“Me preocupa que las nuevas generaciones no conozcan bien lo que queremos los políticos, porque hemos perdido el lenguaje para acercarnos a la juventud. Pensamos que a los jóvenes hay que dirigirlos, pero la juventud quiere compartir, son rebeldes, no sumisos, quieren que se cuente con ellos y no que se les den consignas. Si no somos capaces de comprender a la juventud no podemos ver los signos del futuro”.

Es en estos tiempos pre electorales que escuchamos y/o leemos otro tipo de declaraciones, como las expresadas por Luis donde nos cuenta su intención (no me atrevo a decir decisión) de derogar el “tolerancia cero alcohol” para volver a “una copita de vino” o sea con el O,3 alcohol en sangre. Siempre que llegue a la presidencia, claro. Cada uno tiene su opinión. Yo tengo la mía.

“Yo soy Sartori” o sea Juan se largó con una confesión, perdón, quise decir declaración, que levantó una ola de comentarios que hizo que Beatriz Argimón, Presidenta del Directorio del Partido Nacional diera conocer su preocupación por las palabras de Juan que dio su opinión sobre la búsqueda de los detenidos desaparecidos: “Es un tema ideológico que venimos cargando desde hace tantos años…y cada vez menos relevante”.

Pero dos o tres días después en un programa de televisión luego de quejarse porque en la entrevista de La Diaria pusieron en su boca palabras que no dijo, al preguntársele sobre el tema, afirmó que si fuera presidente de la República destinaría recursos para continuar con la búsqueda de los desaparecidos.

Entonces ha llegado el momento de completar el título de esta columna que deriva de la frase del ex Presidente Mujica, aquella que trascendió fronteras, tan humilde y tan sencilla, tan criticada y/o celebrada: “como te digo una cosa…te digo la otra”.

El que no respondió a las varias preguntas sobre la inhabilitación de Raúl Sendic, fue el presidente Vázquez que como si fuera un sonsonete respondía a cada una de ellas: “¿se imagina que pasaría si respondiera a esa pregunta?”

Días pasados hablando con una persona amiga sobre aconteceres de la actualidad uruguaya (como por ejemplo el caso Sendic) y los llamados actores políticos deslizó una frase que me dejó pensando: canibalismo. se practica el canibalismo.

Para Juan y para los muchos Juan que conocemos o no, va esta frase que fue adjudicada a muchos: Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.

Para los que me acompañan en esta columna y a los que no también, les deseo una hermosa, feliz y tranquila Nochebuena y una mejor Navidad. Acordate: si manejás nada de una copita de algo y al celular ignóralo, demostrale que sos más fuerte que el. Llegando al final me enteré que Julio María (sí, el único) Sanguinetti invitó a su casa para “hablar” (supongo que de estrategias políticas) a Juan (el outsider del P.N. devenido en pre candidato a la presidencia) y recordé algo que decía de vez en cuando (o mejor dicho cuando venía al caso), aquel esgrimista de los tiempos de Luis Batlle Berres llamado Adolfo Gogliardi: “Es un viejo lobo de mar”.  

Hasta la próxima, que será en febrero. Que seas feliz.

              Feliz 2019… y que todo sea para bien

temas:
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.