Home Rememorando Las cosas de Montevideo por Cristina Morán
0

Las cosas de Montevideo por Cristina Morán

Las cosas de Montevideo por Cristina Morán
0

Por pocos días volveremos a la supuesta tranquilidad silenciosa de la ciudad de Montevideo; por pocos días estaremos libres de jingles, cánticos, bocinazos, caravanas, agitar de banderas partidarias; por pocos días digo, porque todo (o casi todo) regresará para recordarnos que habrá que volver a las urnas para que el soberano decida el 24 de noviembre, definitivamente, quien será su próximo presidente. Entonces este jueves vamos a aprovecharlo para dedicarlo a la capital que tantas veces andamos sin verla.

Caminar Montevideo es enfrentarse siempre a una sorpresa y este clima y estado del tiempo en general que estamos viviendo, nos aporta cada día algo nuevo, vale decir, una sorpresa. Pero vayamos por partes. Si pensamos que una sorpresa representa siempre algo agradable, partimos de un error. No está mal asociar la sorpresa a cosas bonitas, a encuentros gratos ya sea con una persona o con algo que hasta ese momento no habías descubierto o conocido, y tal vez no esté bien o decididamente está mal, asociar sorpresa con algo desagradable, con algo o alguien que no te produce placer verlo, escucharlo y hasta presentirlo. Pero nos guste o no así son las cosas que podemos ver y, hasta con buena intuición presentir, lo que encontrarás por las calles y avenidas de “la muy fiel y reconquistadora”.  Una sorpresa agradable fue ver (ya hace un tiempo) despejada la incógnita de la obra que vimos en construcción durante bastante tiempo al costado del Teatro Solís. Ese edificio, que en realidad son dos, alberga la sede de la Corporación Andina de Comercio y en el segundo se ubican tres modernas y confortables salas de Cinemateca y donde también  volvió  a instalarse Fun Fun abandonando así el local que lo albergó durante su exilio ubicado en la calle Soriano y Convención y quizá para alegría de la Sala Verdi tan, pero tan pegadita al viejo boliche cargado de historia, que en algunas noches de función podía escucharse el lamento de un tango, el gemir de un bandoneón o voces fuertes un tanto pasadas de uvita. Ya que nos estamos refiriendo a tan agradable sorpresa recordemos que estos modernos edificios se levantaron sobre las estructuras de aquel Mercado Central donde nació FUN FUN ubicado entre las calles Ciudadela, Bartolomé Mitre y Camacuá. Los nuevos espacios culturales y el estacionamiento han quedado a disposición de la Intendencia pero no los emprendimientos gastronómicos de los cuales uruguayos y visitantes, pueden disfrutar. Sin duda esta zona está pasando a ser una de las más buscadas para un almuerzo, una cena, un acto cultural o una vieja recordada película o una nueva de este tiempo de digitalizaciones.

Hasta la próxima. Que seas feliz. 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
temas:
Cristina Moran En 1948 comienza su actividad en CX 16 Radio Carve. En el año 1956 forma parte del grupo de pioneros que da inicio a las transmisiones de Televisión en Uruguay, a través de Saeta TV Canal 10. En 1968 comienza en Canal 10 su programa Domingos Continuados que cierra el ciclo 20 años más tarde. En los ´80 se integra a los movimientos de mujeres y participa en el congreso “La situación de la Mujer en América Latina y el Caribe” celebrado en Cuba y en 1987 viaja a la entonces Unión Soviética junto a 23 compatriotas convocadas por el Congreso Mundial de Mujeres. En teatro actuó en varias obras como: “Mi suegra es una fiera”. “ El Avaro”, “¿Dónde está Miusoff?”, “La pecera”, “Homu Calvus”, “Estimada señorita Consuelo” ,“Los cálices vacíos”, “Ocho mujeres”, “Jardín de otoño”, “Candombe al sur”, “Mujeres en el armario”, “Orinoco”, “A la deriva”, “Steel magnolias”, “Sus ojos se cerraron ”, “Las preciosas ridículas”, “La dulce historia de Florinda Flores”, “La Morán se confiesa”. Es colaboradora de Semanario Voces con su columna Rememorando.